Puede ser destinado a informar a un propietario o una Comunidad del estado de conservación de un inmueble o puede ser para preparar una denuncia contra un contratista o técnico por mala ejecución de una obra. En este caso, si acaba en el juzgado, se le llamará Informe Pericial para informar tanto al Juez como a las partes implicadas.

Un informe pericial es, en pocas palabras, un documento técnico en el que un experto en una determinada materia (el perito) describe y analiza una serie de hechos con el objeto de que un tercero pueda comprenderlos e interpretarlos. Normalmente puede ser de uno o varios de los temas siguientes:

¿Que es el informe de daños estructurales?

Es un informe técnico sobre diferentes tipos de patologías que pueden afectar a las viviendas en relación a su estructura (grietas, fisuras, etc.). Establece la naturaleza y alcance concreta del daño y, en el caso de los dictámenes, sus posibles causas y el coste de las reparaciones.

¿Qué es el informe de daños por humedades?

Es un informe técnico sobre diferentes tipos de humedades que pueden afectar a una vivienda. Existen cuatro tipos de humedades que pueden afectar a las casas: las accidentales, las humedades por capilaridad, por condensación o por filtración. Cada una de ellas requiere un tratamiento diferente. Se establece la naturaleza y alcance de la patología concreta y, en el caso de los dictámenes, sus posibles causas y el coste de las reparaciones.

¿Que es el informe de envejecimiento del edificio?

A través de la Inspección Técnica (ITE) y del Informe de Evaluación del Edificio (IEE) se determina cada 10 años el estado de conservación de un edificio.

Para responder a esta pregunta se puede decir que el 44% de las ITEs que se realizan anualmente tienen un resultado desfavorable.

Los datos indican que en los elementos de fachada es donde se encuentran más deficiencias, seguidos de las cubiertas, las instalaciones y por último la estructura / cimentación.

Los problema más frecuentes que se encuentran en los edificios son grietas, humedades y desperfectos en los acabados: desprendimientos, rotura de piezas, envejecimiento…

¿Por qué realizar el mantenimiento integral de un edificio?

Entre las razones más importantes para realizar el mantenimiento integral de un edificio se encuentran las siguientes: mantener las condiciones estéticas, preservar la salud de sus ocupantes; reforzar la seguridad, mejorar la funcionalidad y controlar el presupuesto de las reparaciones que se habrán de acabar haciendo, tarde o temprano.